Pasos para crear una tienda online


Compartir
Share

Cada vez son más las empresas que optan por lanzarse a la venta a través de internet las ventajas que ésta conlleva. Entre ellas, la posibilidad de realizar transacciones 24 horas al día durante 365 días al año, o la eliminación de las limitaciones geográficas, que permiten que nuestros productos lleguen a clientes de cualquier parte del país e incluso del mundo.

Existen una serie de elementos básicos necesarios para poner en marcha una tienda online, y que a todos, tengamos más o menos conocimientos sobre el tema, nos vienen a la cabeza de inmediato:

  • Contar con una página web preparada para funcionar como tienda online, es decir, que nos permita mostrar nuestro catálogo de productos, enviarlos al carrito de la compra, y realizar el pago.

  • Disponer de uno o varios sistemas de pago.

  • Un servicio de logística para enviar nuestros productos a los compradores.

Pero si realmente queremos crear un e-commerce exitoso, tendremos que ir más allá de lo obvio.

Análisis y planificación a partir de la idea original. Realización de un plan de negocio

Para empezar, a partir de nuestra idea original, será necesario que hagamos un trabajo de investigación que nos permita dar forma a una propuesta de valor que nos diferencie de nuestra competencia y facilite la captación de clientes.

Tendremos que realizar un análisis tanto de los factores internos como de los externos que van a influir en el funcionamiento de nuestro proyecto, con el fin de conocer cuáles son nuestras fortalezas y debilidades, las oportunidades que tenemos en el mercado y las amenazas externas que pueden dificultar el éxito de nuestra tienda online. Deberemos observar a la competencia, averiguar quiénes son y qué buscan nuestros potenciales clientes, estudiar las tendencias de búsqueda en internet, analizar a nuestros proveedores y conocer a la perfección nuestra situación económica y las posibilidades de financiación de que disponemos.

A partir de estos datos podremos hacer un plan de negocio, en el que daremos forma a nuestros negocio. En dicho documento explicaremos cada aspecto del proyecto y cómo vamos a afrontar las diferentes etapas de su puesta en marcha, e incluiremos un plan financiero, en el que se detalle la viabilidad de la empresa, y un plan de marketing online, en el que se expliquen las estrategias que vamos a utilizar para darlo a conocer.

Una vez que tenemos claro que nuestro proyecto tiene posibilidades de salir adelante, podremos preocuparnos de todos los detalles que nos permitan hacer realidad nuestro plan.

Elegir un dominio y un hosting

Necesitaremos un dominio para nuestra tienda online, un buen nombre que represente nuestro negocio y nuestra marca, que sea fácil de recordar y que no sea demasiado largo. Además, es conveniente registrar, al menos, el dominio .es y .com, si es posible.

En cuanto a la selección del hosting o alojamiento, como puedes comprobar en nuestra sección dedicada al hospedaje de plataformas web, existen varias posibilidades. Analiza las opciones y decídete por aquel que mejor se adapta a tus necesidades, teniendo en cuenta factores como la respuesta y disponibilidad antes cualquier tipo de incidencia, seguridad, situación geográfica de los servidores en los que se alojará tu web etc.

Elección del gestor de contenidos

De la elección de nuestro gestor de contenidos dependerá el funcionamiento de nuestra tienda online, tanto a nivel interno como externo (visualización de los productos, actualización de los contenidos y mantenemos al día el stock, cómo se gestionan promociones y ofertas…).

Aquí, tendremos la opción de elegir entre un desarrollo propio, hecho a medida y completamente adaptado a nuestras necesidades, lo que requiere una inversión inicial más alta, o bien decantarnos por alguno de los gestores de contenidos que hay en el mercado.

Las opciones más utilizadas sin instalar en WordPress el plugin de comercio electrónico Woocommerce, y Magento y Prestashop, dos potentes plataformas especializadas en comercio online.

Diseño de nuestra tienda online

El diseño es uno de los elementos fundamentales para que nuestra tienda online funcione. Pero cuando hablamos de diseño no nos referimos sólo al aspecto de la web, sino también a otros elementos que harán que el usuario se sienta cómodo en nuestro sitio y que le animen a realizar una compra. Entre ellos podemos citar:

  • Que tenga una estructura sencilla y clara, que permita una navegación intuitiva.

  • Claridad en los mensajes y una buena descripción de nuestros productos y una óptima utilización de las imágenes.

  • Que el proceso de compra sea sencillo y no se soliciten más datos de los necesarios. Además, aunque para nosotros sea una ventaja que nuestros clientes se registren, no debe ser un paso obligatorio para realizar una compra. En todo caso, podemos ofrecer ventajas adicionales para clientes registrados, con el fin de animarles a hacerlo.

  • Diseño responsive, que permita una correcta visualización en todo tipo de dispositivos.

  • Si está a tu alcance, haz que tu web sea accesible, para que las personas con cualquier tipo de discapacidad puedan acceder a ella y realizar una compra sin dificultad.

Logística

Organizar un envío y entrega rápido, eficaz y satisfactorio para nuestros productos es una de las claves fundamentales para el buen funcionamiento de un comercio online.

Por ello, hemos de cuidar mucho con qué empresa o empresas trabajamos, qué datos adicionales sobre el proceso de envío y entrega vamos a poder proporcionarle al cliente y qué opciones les ofrecemos para que reciban su compra. Lo ideal, contratar con empresas que den respuesta a todas nuestras necesidades de gestión, y que nos garanticen que vamos a cumplir con los compromisos de entrega que adquirimos con nuestros clientes.

Gastos de envío y devolución de productos

No todos los comercios electrónicos, especialmente cuando inician su andadura, pueden permitirse eliminar los gastos de envío. En cualquier caso, dado que es uno de los factores que pueden provocar un abandono de carrito, es imprescindible plantear posibilidades para que los usuarios puedan reducir los gastos o incluso eliminarlos completamente.

Una de las estrategias más comunes consiste en la reducción paulatina hasta su completa eliminación conforme va incrementando el valor de la cesta. Otra posibilidad es eliminarlos en el momento en el que la compra asciende a un determinado valor.

Además, también podemos hacer ofertas puntuales de eliminación de los gastos de envío a clientes habituales, personas registradas en nuestra web, suscriptores de nuestro newsletter etc.

En cuanto a la devolución de productos, los consumidores tienen derecho de desestimiento, y por lo tanto estamos obligados por ley a que tengan la oportunidad de devolver lo que han adquirido en nuestra tienda. Eso sí, conviene dejar muy clara cuál es nuestra política de devolución, expresando el plazo para devolver el producto desde su adquisición, el o los medios para efectuarla, y los costes, si los hubiera.

Medios de pago

Ofrecer a nuestros clientes formas rápidas, sencillas y seguras de pago es fundamental para que se realice la compra.

Las opciones a nuestra disposición son las siguientes:

  • TPV virtual, para pago con tarjeta. Es un servicio que se solicita a las entidades financieras. Si es posible, conviene solicitarlo en diferentes entidades, para comparar condiciones, y porque nos puede servir para negociar las comisiones. Una vez concedido, el banco nos remitirá las instrucciones para su correcta integración en nuestra web. Además, también existen otras plataformas de pago como Stripe que permiten el pago con tarjeta de crédito.

  • PayPal: es uno de los métodos más utilizados y que más aceptación encuentra entre los usuarios. Su integración suele ser muy sencilla, pero las comisiones son bastante altas, lo que hace que muchas empresas pequeñas opten por no utilizarlo.

  • Transferencia bancaria: en este caso el principal problema son las altas comisiones que, todavía, algunas entidades obligan a abonar a sus clientes, lo que puede provocar abandonos del carrito de la compra si no ofrecemos opciones alternativas.

  • Pago contra reembolso: Es cómodo y atractivo para el comprador, que no paga hasta que tiene el producto en casa, pero las comisiones que cobran las empresas de mensajería por realizar este servicio suelen ser altas.

Estrategia de marketing en nuestro Plan de Negocio

El plan de marketing de nuestro negocio deberá recoger las principales acciones que tenemos previsto realizar para dar a conocer nuestra tienda online. Entre los puntos imprescindibles que debemos tener en cuenta en nuestra estrategia de marketing se incluyen:

  • Marketing de contenidos. Es uno de los elementos clave de cualquier estrategia de marketing online. Su objetivo es planificar la creación de contenidos relevantes, valiosos y capaces de atraer a los miembros de un público objetivo bien definido, con el fin de convertirlos en clientes o fidelizarlos. Es una de las columnas sobre las que se deben asentar todas las acciones de marketing para dar a conocer nuestra empresa.

  • Posicionamiento SEO: Qué estrategias onliney offline vamos a poner en marcha para conseguir posicionarnos en las página de resultados de los buscadores.

  • Publicidad en internet. La publicidad en internet es accesible para prácticamente cualquier tipo de negocio. Por eso, como mínimo, es interesante conocer las diferentes opciones que nos ofrece, y en el caso de que nos decidamos a promocionar nuestro negocio de este modo, que tengamos un plan que nos permita seleccionar aquellos formatos que mejor se adaptan a nuestros objetivos en cada momento.

  • Social Media Marketing. Las redes sociales son una herramienta imprescindible para promocionar una empresa en internet. Es importante tener presencia y realizar un seguimiento, pero no todo vale. Por eso es necesario que tengamos una estrategia clara en la que se fije dónde vamos a tener presencia, qué tipo de contenidos vamos a compartir en cada una de las redes en la que estemos, cómo vamos a relacionarnos con nuestros seguidores, el tono de conversación, el tipo de lenguaje que vamos a utilizar etc.

  • Captación de leads. Tendremos que tener en cuenta si vamos a llevar a cabo alguna estrategia de captación de leads, el objetivo, cómo vamos a conseguirlos y el tipo de relación que vamos a establecer con esos contactos (envío de newsletter periódicas, promociones especiales, descuentos…).

La legislación

Como cualquier otro negocio, las tiendas online están sujetas a una serie de normas que conviene conocer, para no cometer ninguna infracción. Entre ellas destacan: