Marketing de contenidos. Qué es y cuáles son los beneficios que aporta a nuestra estrategia online


Compartir
Share

El marketing de contenidos es uno de los elementos claves de cualquier estrategia de marketing online. Resulta difícil –por no decir imposible- imaginar cualquier trabajo de SEO, de captación de leads o destinado a mejorar nuestra imagen de marca o a contactar con clientes y potenciales clientes a través de las redes sociales que haya tenido éxito sin que esté implicada la generación de contenidos.

Pero hemos de tener en cuenta que el marketing de contenidos, al contrario de lo que piensan muchos usuarios, no consiste, simplemente, en redactar textos para el sitio web de una marca y sus diferentes perfiles y páginas de empresa en las redes sociales. Va mucho más allá, e implica crear contenidos -no necesariamente textos- que sea relevantes, valiosos y capaces de atraer a los miembros de un público objetivo bien definido, con el fin de convertirlos en clientes o fidelizarlos, si ya lo son.

Por eso, requiere que realicemos un trabajo previo de análisis y planificación para poder seleccionar qué es lo que queremos contar, a quién y de qué modo, y cómo vamos a hacer llegar esos contenidos a nuestros clientes y potenciales clientes.

El trabajo previo

Lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de poner en marcha una estrategia de marketing de contenidos es quién es nuestro público. Cualquier acción que llevemos a cabo tendrá que estar enfocada a ellos y tener en cuenta quiénes son, qué es lo que les interesa y dónde los podemos encontrar.

Una vez conozcamos a nuestro público, tendremos que fijarnos unos objetivos de nuestra estrategia, lo que nos permitirá seleccionar los contenidos que vamos a publicar, el formato y los canales que vamos a utilizar para compartirlos.

Qué y dónde publicar

En el mundo digital, contamos con una gran cantidad de medios a través de los que podemos publicar y compartir nuestros contenidos. Entre ellos:

  • Blogs.
  • Newsletters.
  • Landing Pages específicas.
  • Perfiles y páginas de empresa en las redes sociales.
  • Colaboraciones firmadas en prensa, webs especializadas etc.

En cuanto al tipo de contenidos, podemos citar:

  • Infografías.
  • Informes, análisis o estadísticas sobre temas específicos.
  • Tutoriales o guías.
  • Juegos.
  • Presentaciones.
  • Vídeos.
  • Imágenes etc…

Ventajas del marketing de contenidos

Las principales ventajas del usar el marketing de contenidos son:

Captación y fidelización. Si compartimos contenidos de calidad, valiosos y útiles dirigidos a un publico objetivo, el resultado natural es que atraigamos a miembros de ese público objetivo. Si somos capaces de seguir enganchando a esos usuarios con nuevos contenidos atractivos, acabaremos fidelizándolo y estaremos sentando las bases para conseguir un nuevo cliente que, además, no tendrá duda en compartir nuestros contenidos con otros usuarios y en recomendarnos.

Posicionamiento SEO: los contenidos son un elemento fundamental para lograr un buen posicionamiento en los buscadores. La frase “el contenido es el rey” es un clásico que, por muchos cambios e innovaciones que se introduzcan, sigue estando vigente. Si nuestros contenidos son de calidad, interesantes y valiosos, estarán contribuyendo de manera determinante a mejorar nuestra posición en la página de resultados de los buscadores.

Imagen de marca y autoridad: unos buenos contenidos nos permitirán presentarnos antes nuestro público como expertos, lo que mejorará nuestra imagen de marca y nos aportará autoridad. Que nuestros usuarios nos consideren expertos genera confianza, fundamental para fidelizar a nuestro público y convertirlos en clientes, y además facilitará que los contenidos que generemos aumenten su difusión a través, por ejemplo, de enlaces en las redes sociales, menciones en artículos etc, de manera natural y sin gastos adicionales.

Comunicación con nuestros clientes. Los contenidos son también una magnífica herramienta para acercarnos a nuestros usuarios y para provocar que ellos, de una manera natural y espontánea, se presten a interactuar con nosotros. Ser capaces de generar las condiciones para que se produzca y mantenga esa conversación es un paso fundamental para convertir usuarios en clientes. Además, esta comunicación nos ayudará a conocerlos mejor, saber lo que quieren y qué buscan en nosotros.

Es más barato. El marketing de contenidos es más barato y puede ser tan efectivo o más que muchas de las acciones publicitarias que podemos poner en marcha en la Red.