Google lanza December 2020 Core Update, una nueva e importante actualización de su algoritmo.

Publicidad en buscadoores

El pasado 3 diciembre llegó la anunciada nueva actualización del algoritmo de Google, que ha sido denominada como December 2020 Core Update. El hecho de que el gigante norteamericano anunciara sus planes, ya indicaba que se iba a tratar de una modificación importante que, sin duda, traería cambios relevantes en el posicionamiento de muchas páginas y portales web.

Así lo han confirmado los primeros datos recabados por las principales empresas especializadas en SEO y analítica web.

Es cierto que todavía es pronto para poder sacar conclusiones que nos indiquen cuáles son las claves principales de esta actualización que, además, no estará totalmente implementada hasta que pasen, por lo menos, dos semanas, pero el mundo SEO anda revolucionado, analizando, y buscando respuestas, y ya se empiezan a dar a conocer las primeras teorías, que tienen como fundamento los cambios de posicionamiento que se han podido detectar hasta ahora.

De entrada, ya sabemos que se trata de una actualización principal, de “núcleo amplio” y, por lo tanto, global, que afectará a todas las regiones, idiomas y categorías de sitios web.

Este tipo de actualizaciones, normalmente, se producen cada tres o cuatro meses, pero en este caso, probablemente como consecuencia de la pandemia, se había retrasado, ya que no se había producido una de estas características desde el pasado mes de mayo.

De momento, todo indica que se trata de una actualización relevante que traerá movimientos y novedades importantes.

De hecho, según los datos recabados hasta ahora por empresas especializadas, las fluctuaciones más importantes se produjeron el 4 de diciembre, y afectaron, principalmente a páginas relacionadas con salud, bienes raíces, viajes, finanzas, leyes y gobierno, en el caso de las búsquedas de escritorio; y a salud, leyes y gobierno, trabajos y educación, mascotas y animales, y bienes raíces, en el caso de las búsquedas realizadas desde el móvil.

Qué hacer si mi página ha empezado a perder posiciones y tráfico

Para empezar, tener paciencia. Hasta que no se termine de implementar la actualización, no podremos conocer la verdadera dimensión de los cambios que se han producido. Así que toca esperar a que el proceso finalice, y una vez concluido, podremos analizar qué ha cambiado, qué criterios se han impuesto a la hora de posicionar una página, y qué debemos cambiar en nuestra estrategia SEO.

Lo último que podemos hacer es ponernos nerviosos y precipitarnos, sobre todo, porque no sería la primera vez que, tras unas primeras semanas con innumerables fluctuaciones, las aguas vuelven a su cauce, y al final los cambios no afectan tan profundamente al posicionamiento como podía parecer al principio.

Qué aconseja Google

Desde la propia Google se advierte que no hay una regla general ni una acción específica que se pueda realizar para ganar o recuperar posicionamiento, pero al mismo tiempo ha compartido algunas claves a tener en cuenta en el caso de que una actualización central haya tenido un efecto negativo en el posicionamiento de tu página

El objetivo de cada una de las actualizaciones del algoritmo de Google es dar respuesta a las preguntas y solicitudes que realizan los usuarios con páginas web que ofrezcan contenidos de calidad, relevantes y útiles. Por lo tanto, lo primero que tenemos que plantearnos es si nuestra web está ofreciendo contenidos de calidad, si están dando respuesta a las dudas que se plantean los usuarios, a lo que buscan.

Y para saber si nuestros contenidos son de calidad, Google nos invita a responder a una serie de cuestiones que nos debemos plantear a nosotros mismos:

  • ¿Confías en la información que se presenta en el artículo?
  • ¿El artículo está escrito por un experto o entusiasta que tiene verdaderos conocimientos sobre el tema o es de naturaleza superficial?
  • ¿El sitio tiene artículos duplicados, superpuestos o redundantes sobre el mismo tema o temas similares con variaciones de keywords ligeramente diferentes?
  • ¿Te sentirías cómodo dando la información de tu tarjeta de crédito a este sitio?
  • ¿El artículo tiene errores ortográficos, estilísticos o fácticos?
  • ¿Los temas están impulsados por intereses genuinos de los lectores del sitio o el sitio genera contenido al intentar adivinar qué es lo que podría clasificarse bien en los motores de búsqueda?
  • ¿El artículo proporciona contenido o información original, investigación o análisis originales?
  • ¿La página ofrece un valor sustancial en comparación con otras páginas en los resultados de búsqueda?
  • ¿Cuánto control de calidad se realiza sobre el contenido?
  • ¿El artículo describe ambos lados de una historia?
  • ¿Esperarías ver este artículo en una revista impresa, enciclopedia o libro?

En definitiva, los contenidos siguen siendo el elemento fundamental a la hora de posicionar en Google y en cualquier otro buscador. Ahora, queda darnos un tiempo para el análisis, para comprobar si, además de seguir cuidando nuestro contenidos, tenemos que realizar algún cambio en nuestra estrategia SEO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*